Ventajas y desventajas del vehículo eléctrico

0
222
El transporte eléctrico es aquel que usa un motor eléctrico, y se mueve gracias a la energía eléctrica almacenada en una batería que se recarga enchufando el coche a una toma de corriente
El transporte eléctrico es aquel que usa un motor eléctrico, y se mueve gracias a la energía eléctrica almacenada en una batería que se recarga enchufando el coche a una toma de corriente

¿Qué es el transporte eléctrico?

El transporte eléctrico es aquel que usa un motor eléctrico, y se mueve gracias a la energía eléctrica almacenada en una batería que se recarga enchufando el coche a una toma de corriente. Su uso cada vez es más común, gracias a las ayudas y subvenciones que se reciben por parte del gobierno y a la toma de conciencia de las nuevas generaciones sobre la importancia del medioambiente y la sostenibilidad.

Aquí podemos ver un gráfico del crecimiento anual de la compra de vehículos eléctricos, en el periodo 2010-2017.

Gráfico del crecimiento anual de la compra de vehículos eléctricos, en el periodo 2010-2017
Gráfico del crecimiento anual de la compra de vehículos eléctricos, en el periodo 2010-2017

(Fuente Wikipedia)

Una vez explicado lo que es el transporte eléctrico y la importancia que está adquiriendo actualmente, veamos sus ventajas y desventajas.

En cuanto a las ventajas:

  • No producen contaminación atmosférica, no producen emisiones  contaminantes y contribuyen a preservar el medioambiente.
  • Producen poca contaminación sonora, emiten muy poco sonido en comparación con el vehículo tradicional y resultan prácticamente imperceptibles para el oído, por lo que también hay que estar concentrados en los cruces peatonales para que no se produzcan accidentes.
  • El uso de este tipo de vehículos nos permite ahorrar costes a la hora de repostar, ya que el respostaje eléctrico es mucho más económico que el de gasolina.

Un estudio de Nissan Motor Company asegura que un coche de gasolina con un consumo medio de 5 litros a los 100, tendrá un coste de 105 euros cada 1000 kilómetros al mes, mientras que, manteniendo la misma proporción en el eléctrico, el coste será solo de 9,20 euros. VAYA DIFERENCIA!!!

  • A la hora de realizar la ITV, no tendremos que pasar por la tradicional prueba de gases, por lo que el precio se verá considerablemente reducido.
  • La compra de estos vehículos suele tener ayudas y subvenciones por parte del Estado, como es el caso de España con el “Plan VEA”. Además, el parking en zona azul y verde nos saldrá GRATIS en la mayoría de las ciudades.
  • Por último, hacer incidencia en que los vehículos eléctricos tienen menos averías y menos desgaste en los neumáticos.

Hemos hablado de ventajas, pero es importante que el consumidor conozca también los puntos débiles de este tipo de vehículos, ya que es importante que a la hora de realizar la adquisición de cualquier producto tenga la máxima información posible acerca de estos. Ahora citaremos algunos de sus puntos débiles, como son:

  • El precio de compra va a ser superior al de un vehículo tradicional.
  • La autonomía es limitada y mucho menor que la de un vehículo convencional, esto quiere decir que es un tipo de transporte que es ideal para moverse por la ciudad, pero nos faltaría autonomía para hacer viajes largos.
  • El tiempo de repostaje es mucho mayor en este tipo de vehículos, ya que un vehículo diésel o gasolina puede tener el depósito lleno en un par de minutos, mientras que la carga eléctrica nos conllevará un par de horas.

En definitiva, pensamos que el transporte eléctrico se impondrá en un futuro próximo, ya que las ventajas son mayores a las desventajas, y gracias al avance de la tecnología estamos seguros de que mejorarán los puntos débiles que tienen pendientes.

¿Y tú? ¿Qué opinas?

Deja un comentario