¿Te ha llegado un producto y no es lo que querías?

Ejerce tu derecho de desestimiento

0
154
El desestimiento es un derecho de los consumidores
El desestimiento es un derecho de los consumidores

A estas alturas de la película… nos encontramos aún con la resaca del Blackfriday y del cibermondey. Si, ya han quedado lejos esos días de gran consumo incitado por las grandes descuentos. Y es que aproximándose las fechas que avecinan, cómo no comprar con esos Precios!!

No hay que olvidar, que estos descuentos también nos lo hemos encontrado en el comercio electrónico. Pues bien, ahí quiero ir, a veces, ¿no habéis comprado algo en una web que estabais deseando de que llegara a casa, y luego cuando estáis abriendo el paquete con la emoción en el cuerpo… se nos viene todo abajo? Nos quedamos totalmente chof!! ¿¿Pero que es esto!! No se parece nada a la foto, ¿de que material es? O por el contrario, tardáis un poquito más en daros cuenta que lo habéis visto mejor en otro sitio y ya no lo queréis. Aquí vengo para daros muy buenas noticias!!! Os presento al Derecho de Desestimiento. Este término significa que el consumidor puede desistir de su decisión de compra de forma unilateral y sin tener que alegar nada al respecto. Es un derecho aplicado a un consumidor que ha comprado o contratado algo que no ha podido ver o probar directamente ya que ha sido a distancias. No ha podido ni ver, ni tocar, ni probar ese producto, llevando este hecho a no cumplir sus expectativas.

Este Derecho viene recogido en el artículo 72 del TRLDCU y dice lo siguiente:

“(…) es la facultad del consumidor y usuario de dejar sin efecto el contrato celebrado, notificándoselo así a la otra parte contratante en el plazo establecido para el ejercicio de ese derecho, sin necesidad de justificar su decisión y sin penalización de ninguna clase.”

Después de presentarlo formalmente, hagámoslo entre colegas, porque este derecho lo invitaremos mas de una vez. El derecho de Desestimiento es la facultad de un consumidor que tiene de un bien para devolverlo al comercio dentro de un plazo legal, sin tener que alegar ni dar ninguna explicación al respecto ni sufrir una penalización. Actualmente este plazo se amplio y contamos con 14 días naturales desde la recepción del producto.

Y si nos preguntamos, pero eso ¿Supone un coste para el consumidor? Pues la respuesta es NO! Aunque tengo que decir, que este derecho también tiene algunas limitaciones, ya que no se puede aplicar a productos o servicios hechos a medida, personalizados, productos precintados u otros por cuestiones de higiene.

De todas formas, el empresario debe informar del Derecho de desistimiento que puede ejercer el consumidor. Pero esta información, en las compras online, no puede ser telefónica, sino que debe constar por escrito en el contrato de compraventa y debe incluir, necesariamente: “los requisitos y consecuencias de su ejercicio, incluidas las modalidades de restitución del bien o servicio recibido.”

Y facilitar, junto con lo anterior, una dirección postal o de correo electrónico, así como otros datos necesarios para poder ejercer el derecho de forma sencilla y sin especiales formalismos.

Si tuviera que devolvernos el dinero, el empresario tendrá, como mucho, un plazo de 14 días naturales para devolver el dinero percibido por todos los conceptos, utilizando el mismo medio de pago, salvo que se haya acordado otra cosa.

Consumidores y consumidoras, espero que lo pongáis en práctica cada vez que sea necesario. Felices compras, y ojo, hacedlo de forma crítica y con cabeza.

MÁS INFORMACIÓN: Guía sobre medios de pago y compras a distancia

Deja un comentario