¿Problemas con los alquileres turísticos?

0
162
Los alquileres turísticos siguen creciendo
Los alquileres turísticos siguen creciendo

En estos últimos años estamos viendo una nueva tendencia a la hora de la elección del alojamiento vacacional, como alternativa al típico arrendamiento vacacional o estancias en hoteles, Han surgido nuevas plataformas “low cost” que facilitan el uso compartido de viviendas. Pero también han despertado en la población distintos sentimientos encontrados. Como puede ser la gentifricación, la turismo fobia o el malestar vecinal. A continuación, vamos a describir un poco cada uno de ellos.

Gentrificación: Es el proceso de transformación de un espacio urbano o rehabilitación de edificios que provoca un aumento de los alquileres y de coste habitacional. Y con ello el abandono de los residentes tradicionales del barrio.

Turismofobia: Es una palabra compuesta que proviene Turismo+Fobía. Se empieza a acuñar en grandes ciudades como Barcelona, Venecia o Santorini. En estas ciudades se empieza a experimentar un rechazo hacia las consecuencias del exceso de visitantes y que transforman los modos de vida de los residentes en esas zonas tan masificadas.

¿Que derechos tienen las personas consumidoras de servicios turísticos?

En base al decreto 28/2016, de las viviendas con Fines Turísticos y de Modificación del Decreto 194/2010, de Establecimientos de apartamentos turísticos, resulta de aplicación lo dispuesto en la ley 13/2011, de 23 de diciembre, de Turismo de Andalucía.

1. Recibir la información previa veraz, suficiente, comprensible e inequívoca de nuestra contratación, indicando; datos identificativos del establecimiento, condiciones generales, precio del servicio, principales características y condiciones de prestación del servicio, seguro y garantías.

2. Obtener la documentación en soporte duradero de nuestro contrato.

3. La empresa debe cumplir las condiciones ofrecidas y la publicidad ofertada.

4. Garantía de la intimidad del alojamiento.

5. Ser informados de todas las instalaciones, servicios disponibles así como de que disponemos de nuestra factura.

6. Formular quejas y reclamaciones.

7. La información se pondrá a disposición de los usuarios de forma clara antes de la celebración del contrato; o en su caso, en el lugar de celebración del mismo o prestación del servicio, mediante vía electrónica, o a través de una dirección facilitada por la empresa.

¿Qué vías tengo para reclamar?

1. Conocer quién tiene la responsabilidad.

Por un lado el responsable puede ser el dueño del inmueble o puede ser la propia plataforma o web de intermediación.

A la hora de reclamar debemos de distinguir entre:

• Empresas con su sede en España. (Reclamación interna en su página web y si en un mes no hay respuesta acudir a tu OMIC más cercana).

• Empresas con su sede en la Unión Europea (reclamación interna en su página web, si pasa un mes y no hay respuesta, acudir al Centro Europeo del Consumidor.

• Empresas con sede en un país que no es de la Unión Europea. (reclamación interna en su página web, si transcurre un mes y no hay respuesta puedes hacer la reclamación a través de la página web: www.econsumer.gov.

Deja un comentario