La importancia de leer antes de firmar

0
204
Leer antes de firmar
Leer antes de firmar

Debemos recordar el artículo 6 del Código Civil:

1. La ignorancia de las leyes no excusa de su cumplimiento.

El error de derecho producirá únicamente aquellos efectos que las leyes determinen

Y, el artículo 1254 del mismo Código:

El contrato existe desde que una o varias personas consienten en obligarse, respecto de otra u otras, a dar alguna cosa o prestar algún servicio.

Cuándo firmamos pactamos y consentimos a dar o prestar bienes o servicios y, si no entendemos lo que se incluye en lo redactado no podremos alcanzar a los efectos y sentido de lo que nos estamos obligando.

Al firmar expresamos nuestro vínculo al documento que suscribimos. En cuestiones tales como, las condiciones que aceptamos, las cláusulas restrictivas o limitadoras de derechos que se insertan y, las consecuencias y efectos del incumplimiento de lo suscrito.

Hay que diferenciar dos modalidades de contratación, aquella en la cual las personas consumidoras pueden negociar el contenido y efectos del contrato, contrato por negociación. Y el contrato por adhesión, dónde el contrato se redacta unilateralmente por una parte y sólo cabe a la persona adherente aceptarlo o rechazarlo. En este modelo de contratación el más usual prestado por las compañías en sus ofertas de bienes, servicios y suministros parte de la información se puede encontrar además de en la publicidad, en los servicios web que éstas ofrecen.

En el sistema de formulación contractual establecido generalmente mediante adhesión hay un desequilibrio en favor de la persona predisponente, quedando la persona consumidora en desventaja. Cuándo se aceptan las condiciones se hace de manera indivisible, se consiente a todo el contenido incluido y ello, y no es tutelado de forma general la alegación del desconocimiento de lo incluido.

Lo más recomendable es leer una y otra vez aquello que se firma, porque salvo declaración de abusividad, nulidad, vicio del consentimiento o afección a los elementos esenciales del contrato, será difícil probar lo contrario en los tribunales.

Además acudir a personas expertas, instituciones o asociaciones de personas consumidoras para que se nos explique lo allí expuesto en caso de que no sea suficiente con nuestra lectura y comprensión.

El derecho artículo mecanismos para la protección de la persona adherente, en general persona consumidora ante la abusividad contractual, pero en particular, resulta complejo y dificultoso demostrar este tipo de hechos y más aún resarcir los daños producidos. Por ello antes de tener que reparar los efectos, es muy importante evitarlos conociendo nuestros derechos y obligaciones en cuánto a lo que nos sometemos voluntariamente al firmar.

Deja un comentario