La banca hunde su ya lastrada reputación al recurrir al Supremo la macrodemanda de ADICAE sobre cláusulas suelo

0
451
Más de una treintena de entidades han recurrido ante el alto tribunal la macrodemanda de la asociación, ya ganada en dos instancias judiciales, con el único objetivo de retrasar el resarcimiento de los miles de afectados y en un ataque a la acción colectiva sin precedentes.
Más de una treintena de entidades han recurrido ante el alto tribunal la macrodemanda de la asociación, ya ganada en dos instancias judiciales, con el único objetivo de retrasar el resarcimiento de los miles de afectados y en un ataque a la acción colectiva sin precedentes.

Más de una treintena de entidades han recurrido ante el Alto Tribunal la macrodemanda de la asociación, ya ganada en dos instancias judiciales, con el único objetivo de retrasar el resarcimiento de los miles de afectados y en un ataque a la acción colectiva sin precedentes.

Las entidades tratan de evitar que la sentencia sea firme y seguir ganando tiempo porque saben que es aplicable a todos los afectados que tengan cláusulas suelo, hayan reclamado o no. Es decir, abarca a todos los consumidores y se podría ejecutar para todos los que quisieran resolverlo mediante un procedimiento muy sencillo.

La banca apuesta por seguir enredando en un tema ya juzgado y sentenciado por el propio Tribunal Supremo en mayo de 2013, el TJUE en 2016, y donde los juzgados especializados dan la razón al consumidor en un 97% de los casos. El recurso ante el Supremo de los bancos indica la cerrazón de las entidades a dar su brazo a torcer con las cláusulas suelo. ADICAE confía en que el alto tribunal, una vez que ha sido reconocido el abuso generalizado por parte de las entidades en los suelos, no admita a trámite los recursos presentados.

La banca sigue empeñada en seguir ganando tiempo, ahora con argumentos ridículos, manteniendo el fraude todo lo posible sobre miles de consumidores como muestra la petición de decenas de complementos y aclaraciones de sentencia, denegadas por el juez, y que han alargado cuatro meses más el procedimiento. ADICAE advierte de que este tiempo que ganan ahora les va a salir caro, porque perderán en el Supremo y tendrán que pagar los intereses de nueve años que dura el proceso.

“Esto solo quiere decir una cosa, que la banca española está muy mal y necesita defraudar a los clientes para mantenerse. Solo puede explicarse así su empecinamiento”, explica Manuel Pardos, presidente de ADICAE.

La estrategia de las entidades pasa por desacreditar la acción colectiva, desincentivar las reclamaciones de los centenares de miles de consumidores que todavía no lo han hecho y fomentar arbitrajes fraudulentos como la solución extrajudicial que actualmente está en vigor.

Para la asociación, las entidades pierden una magnifica ocasión, campañas de lavado de imagen al margen, para mandar un mensaje a la sociedad y cambiar su relación con la clientela.

En este sentido, ADICAE considera imprescindible retomar la promesa del ministerio de Justicia de fomentar el recurso a la vía extrajudicial e “imponer intereses sancionadores e impedir que los bancos acudan al procedimiento judicial para dilatar el pago que tienen que realizar”.

Deja un comentario